El GAP en la estrategia

El GAP puede darse porque la estrategia diseñada no es factible. Si lo que pretendemos es ejecutar la estrategia, tenemos que ir preparando el camino desde el momento del diseño involucrando en la definición de la misma a quienes van a ejecutarla.

¿Cómo trabajaremos la definición de la estrategia para conseguir este objetivo?

De dos formas fundamentalmente:

  • En un sentido top-down ( de arriba a abajo) y bottom-up (de abajo hacia arriba), con ello combinaremos la visión global que por lo general sólo tienen los niveles directivos con la visión de la realidad y del día a día que tiene la gente de base.
  • Mezclando juventud y experiencia para garantizar en el tiempo los valores de la empresa.

Otro de los GAPs más habituales es el escaso o inexistente conocimiento de la estrategia por parte de la organización, y el motivo con más peso es que la estrategia a la hora de ser formulada está diseñada y descrita por planificadores que no la adaptan para hacerla amigable y comprensible por quien ha de ejecutarla.

Con el objeto de salvar esta limitación se crean esquemas que ayudan a hacer la estrategia más entendible, me refiero a los mapas estratégicos de Kaplan y Norton, los cuales ayudan a crear consenso sobre los objetivos, alinear a la organización, comunicar y educar a los empleados e incluso para comunicar la estrategia de forma transparente a agentes externos.

Con independencia de la creación de herramientas que ayuden a sintonizar, quizá lo más sangrante de la cuestión es que los empleados no entienden en muchas ocasiones la estrategia por cuestiones mucho más básicas tal es el caso de que nadie se ha molestado en explicársela.

Una vez elaborada la estrategia, está en manos del CEO y de sus directivos el hacer que sea comunicada de forma eficaz.

comunicar estrategia - control costes - roberto hernandez alicante

Las mejores prácticas en comunicación de la estrategia son

  • Dar canales de comunicación a los empleados para que puedan escuchar y abrir diálogo.
  • Comunicar y compartir los éxitos conseguidos con toda la organización.
  • Apoyarse en embajadores de la estrategia que comuniquen en cascada.
  • Evitar los portavoces oficiales y la comunicación divulgativa.

En resumen, la mejor forma de que comuniquemos la ejecución de la estrategia es mediante el comportamiento y ejemplo que dan los directivos en sus decisiones diarias.

Ver también «El GAP en la ejecución de las estrategias«, «El GAP en las personas» y «El GAP en los procesos».

3 comentarios en “El GAP en la estrategia”

  1. Pingback: El “GAP” en la ejecución de estrategias | Control Costes

  2. Pingback: El GAP en la estrategia | Control Costes | Valo...

  3. Pingback: El GAP en la estrategia | Control Costes | Elea...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat