KPI financiero

Estos son los KPIs financieros más importantes para las empresas

Los KPis financieros ayudan a las empresas a entender mejor lo que está sucediendo con sus negocios: haciendo un acopio de datos reales y realizando los cálculos apropiados, se puede determinar rápidamente el éxito o el fracaso de las distintas estrategias adoptadas. Vamos a analizar qué es un KPI y a ejemplificar algunos de los más útiles.

Qué son los KPI

KPI son las siglas de Key Performance Indicator (indicador clave del rendimiento): son un conjunto de métricas que muestran unos parámetros preestablecidos (y operan con ellos) para ayudar a la dirección estratégica y táctica de la organización a entender lo que ha estado sucediendo en distintos aspectos del negocio.

Normalmente, todos estos datos suelen ser mostrados a modo de resumen en dashboards, o cuadros de mando: con un vistazo rápido, se pueden ver los datos más relevantes para determinar si el curso del negocio está siendo el deseado o no.

Cómo definir los indicadores KPI más importantes para un negocio

Cada empresa debe ser capaz de definir los business KPI (indicadores de negocio) más apropiados según su actividad, y según aquellos parámetros que establezcan como medidores de su buen desempeño.

Así, podemos encontrar empresas que dan más importancia a su liquidez, otras a la cifra de ventas, y otras al margen de beneficio, por ejemplo: no hay un criterio estandarizado para definir las mejores métricas en las que se debe basar una organización para analizarse a sí misma.

7 KPI financieros imprescindibles para una empresa

1. Facturación

Los KPIs de ventas son los que nos dan información sobre la principal generación de ingresos en la compañía: qué se vende, a quién, cuándo y cuánto.

2. Costes de ventas

Los costes de ventas reflejan cuánto le cuesta a la empresa producir o adquirir la mercancía que vende, y comprende gastos de almacén, logística, subcontrataciones, nóminas o materias primas.

3. Margen de beneficio

Con este KPI podemos dar una primera aproximación a la rentabilidad de las operaciones de venta: sale de restar los costes a las cifras de ventas.

4. Margen de utilidad

Con este KPI se mide la viabilidad del modelo de negocio y, por lo tanto, también la rentabilidad de la empresa, ya que nos permite averiguar si la empresa retiene más dinero del que invierte.

Margen de utilidad = (ingresos por ventas -costes mercancía vendida) / ingresos por ventas.

5. Flujo de caja

Este KPI nos da la capacidad de la empresa para generar liquidez y, por lo tanto, para poder pagar las deudas más próximas en vencer. Permite anticiparse a posibles impagos.

Flujo de caja = beneficio neto + amortizaciones + provisiones.

6. Ratio de deuda

Esta es otra forma de aproximarse a la liquidez de la empresa: en vez de verlo desde el punto de vista del dinero disponible, se analiza cuánto dinero debe la empresa.

Ratio de deuda = (pasivos / activos) x 100.

7. ROI

El ROI (o retorno de la inversión) permite conocer si la inversión realizada en el negocio ha sido fructífera o si, por el contrario, ha dado pérdidas; conviene segmentar cada actividad de la empresa con su propio ROI, para distinguir las que han funcionado de las que no.

ROI = (ganancia – inversión) / inversión.


Gracias a los KPIs financieros, las empresas pueden determinar varios aspectos de su salud económica, la eficiencia de sus estrategias o la viabilidad intrínseca de sus actividades. La definición de los KPIs más adecuados queda realmente a la discreción de la propia empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp chat