Introducción al cuadro de mando integral

Con el objetivo de cumplir con la estrategia marcada por el accionariado de la empresa de la que soy gerente a día de hoy, además de implementar un “Reporting” como ya he tratado en anteriores fechas, se hacía necesario emplear en la información a reportar al CEO de la empresa algo más que métricas, ratios financieros y contables.

Por ello decidí crear un CMI (Cuadro de Mando Integral), básicamente, se trata de una herramienta estratégica utilizada para definir con mayor precisión los objetivos que conducen a la supervivencia y desarrollo de las organizaciones, formado por una serie de indicadores tanto a nivel cualitativo como cuantitativo a través de los cuales medimos resultados y desplegamos acciones para mejorarlos.

El CMI proporciona las cuatro perspectivas fundamentales sobre las que giran todos los objetivos posibles que se marque un Consejo de Administración, a saber:

  1. Perspectiva financiera.
  2. Perspectiva del cliente.
  3. Perspectiva del proceso interno.
  4. Perspectiva de aprendizaje y crecimiento.

control costes roberto hernandez

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat