valorar una empresa

¿Cómo hemos de valorar una empresa por descuento de flujos?

Para responder a esta pregunta deberíamos plantearnos en primer lugar dos cuestiones: ¿cuántos tipos de flujos de caja existen? y ¿cuántas tasas de descuento podemos aplicar?. La respuesta es inmediata. Existen dos tipos de flujos de caja y dos tasas de descuento aplicables, cada una de ellas asociada a un tipo de flujo determinado.

Flujos de descuento

El Free Cash Flow o flujo de fondos libre, se corresponde con el flujo de fondos generado por las operaciones, sin tener en cuenta el endeudamiento, o dicho de otro modo, es el dinero que quedaría disponible en la empresa después de haber cubierto la reinversión en activos fijos y las necesidades operativas de fondos (NOF), bajo la hipótesis de que no hay deuda y que de ello se deriva que no existen cargas financieras. En definitiva, supone prescindir de la financiación de la empresa, para focalizarnos en el rendimiento económico de los activos una vez aplicados los impuestos.

El Flujo de Fondos Disponibles para las acciones, parte del flujo de fondos libre detrayendo del mismo los pagos de principal e intereses (después de impuestos) que se realizan en cada periodo a los proveedores de la deuda, y sumando las aportaciones de nueva deuda. Viene a ser el flujo de fondos que queda a disposición de la empresa después de haber cubierto las necesidades de reinversión en activos fijos y en NOF, y de haber abonado las cargas financieras y restituido el principal de la deuda correspondiente.

Para ello precisamos de:

a. Construir una cuenta de explotación y balance previsional de la empresa para los próximos años.

b. Realizar hipótesis acerca de las ventas y cada una de las partidas de coste, así como en las inversiones futuras tanto de inmovilizado como de circulante y cómo se podrán financiar.

c. Proyecciones financieras de cinco años como mínimo.

d. Pensar en la estrategia, siendo para mí este aspecto quizá el más importante pues nos obliga a delimitar nuestra visión y misión de empresa con un carácter eminentemente enfocado al futuro.

Tendremos pues una serie de flujos de caja que se generan a lo largo del tiempo y es preciso valorarlos “a su valor de hoy” ,para ello emplearemos una ”tasa de descuento” según el tipo de flujo, que estará estrechamente relacionada con el riesgo y la rentabilidad que se le debería exigir al proyecto, de modo que a mayor rentabilidad mayor riesgo.

Tasas de descuento

Como hay dos flujos de fondos (flujo libre y flujo del accionista), hay también dos tasas de descuento:

1. La del coste ponderado de capital y deuda (WACC): en función de las proporciones de deuda y de capital con los que se financia la empresa, se ha de aplicar al flujo de fondos libre para obtener el valor del activo.

2. La del coste de capital (CAPM): refleja el riesgo/rentabilidad exigido al proyecto y se aplica al flujo de fondos del accionista.

 

descuento de flujos - control costes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat